Por iniciativa del edil Mario Rodríguez, se declaró de interés la entrega del reconocimiento “Al maestro con cariño”, mediante el cual el Instituto Superior DeporTEA galardona anualmente a maestros del periodismo, del arte, de la comunicación y de la vida. También entregaron el título de “Vecino destacado” al periodista en una emotiva ceremonia.

El relator marplatense Juan Carlos Morales fue reconocido “por su destacada trayectoria en el ámbito del periodismo deportivo local y nacional de gran prestigio en su recorrido profesional”. La ceremonia se llevó a cabo en el recinto de sesiones del HCD, presidido por su titular, el edil Guillermo Sáenz Saralegui (AA), junto al concejal Mario Rodríguez (UCR), autor de la iniciativa.

Estuvieron presentes los concejales Marcelo Carrara y Patricia Mabel Serventich (AA); Balut Olivar Tarifa Arenas, Virginia Sívori y Verónica Lago (Unidad Ciudadana); Mercedes Morro y Ariel Ciano (1País) y Vilma Baragiola (UCR), además del presidente del Círculo de Periodistas Deportivos, Rubén Aguilera, encabezando un nutrido y prestigioso elenco de colegas de vocación y de profesión de Morales que -junto a la familia del agasajado- se hicieron presentes para manifestarle tributo, respeto y admiración en este acto de reconocimiento institucional.

Durante el acto, Rodríguez expresó: “Es una enorme alegría poder reconocerlo como vecino destacado. Su trayectoria no es sólo profesional, sino también personal, porque ha ido transmitiendo esos valores a las nuevas generaciones. Ser maestro implica transformarse en ejemplo. Pocas veces tenemos la oportunidad de hacer un reconocimiento así, y más aún acompañados por la familia y los colegas del agasajado. Es más que merecido”.

A su vez, el homenajeado agradeció a los presentes y a los colegas que le brindaron “muy lindas palabras”: “Siempre viví en Mar de Plata. Esa fue la gran lucha. Cuando querían que me quedara allá, siempre volvía. Hice todo pensando en Mar del Plata; fue y es mi ciudad. Acá nació mi familia y nací yo, y con todos hemos tenido una enorme relación a través del tiempo. Fueron grandes momentos de satisfacción relatar los triunfos de Mar del Plata y de sus grandes deportistas. Mi vocación nació a fines de los 50, escuchando a Fioravanti, a Raúl Ramírez, oyendo a Mario Trucco, y al maestro Ever Uranga, con la generosidad de Rodolfo Hidalgo. Mi gran orgullo es ver como muchos egresados de DeporTea trabajan en los medios. No me quiero olvidar de mi familia, que es mi gran orgullo”.