La Asociación Trabajadores del Estado concretó la primera medida de fuerza del 2018 para “enfrentar los despidos y la política de achicamiento de la planta de empleados públicos”, según detallaron desde el gremio. El paro nacional con movilización está previsto para el jueves 4 de enero con el propósito de visibilizar más de 500 despidos en la Administración Pública.

El secretario General de ATE Nacional, Hugo Cachorro Godoy, explicó que la medida se definió “analizando la situación de esta nueva ola de despidos que está llevando adelante el Gobierno del presidente Macri, como parte de esta Tercer Reforma del Estado, que ha generado ya el año pasado 15 mil despidos en el Estado Nacional y que promueve nuevos despidos en este fin de año, angustiando a todas las familias de los trabajadores, no solamente del Estado Nacional, sino también en provincias y municipios, porque con esta política el gobierno alienta a los gobernadores y jefes comunales”.

“El ministro Ibarra no ha tenido ni la delicadeza ni la responsabilidad de convocar a nuestro gremio para informar sobre las condiciones ni la metodología de ese estudio de situación de los planteles en el Estado Nacional que se utiliza como excusa para promover esta nueva ola de despidos”, reclamó Godoy.