La justicia le dio al intendente de General Pueyrredon, Carlos Arroyo, un plazo de 72 horas para abonarle el sueldo a los integrantes de la cúpula del Sindicato de Trabajadores Municipales. El Tribunal de Trabajo N° 1 hizo lugar a la medida cautelar presentada por el gremio.

Cabe recordar que Arroyo y su secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, anunciaron tiempo atrás la retención de los haberes correspondientes al mes de octubre de la cúpula del Sindicato de Trabajadores Municipales, por supuestas inasistencias. Desde entonces, se declaró la guerra entre las partes.

Situación que provocó incluso que la totalidad de los sindicatos de trabajadores municipales de la provincia de Buenos Aires declararán el estado de alerta y movilización, en apoyo a la situación planteada por el Ejecutivo comunal en contra de la conducción del STM local.

“El Municipio se va a ahorrar de ahora en adelante son 20 millones de pesos por año, el equivalente a la construcción de un jardín de infantes que tanto necesita la ciudad. Creo que el sindicato debería ponerse en estos momentos, con los 70 millones de pesos que recibe de este Municipio por los aportes de los trabajadores afiliados, a donar los 34 jardines de infantes que en estos últimos años se llevaron sin que correspondiera”, lanzó por ese entonces el secretario de Hacienda.