La medida, que obedece al mandato dado oportunamente a la conducción del gremio por la asamblea de afiliados, se dispuso en virtud de las declaraciones formuladas a la prensa por el intendente, sosteniendo su intención de “revisar las bonificaciones que perciben los trabajadores municipales” además de hacer referencia a la “posible reducción” del pago por disponibilidad que perciben algunos empleados.

“Hasta el momento, el ajuste de salarios de los trabajadores municipales no eran más que trascendidos y comentarios de funcionarios de rango menor, pero ahora la cuestión la confirmó el propio intendente por lo que la situación se torna alarmante y en consecuencia, ante una posible reducción en los haberes que perciben los empleados, el STM decretó el estado de alerta y movilización, medida que fue notificada al Ministerio de Trabajo”, confirmaron desde el gremio.

El Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) se declaró este jueves en estado de alerta y movilización a raíz de declaraciones del intendente Carlos Arroyo sobre la posibilidad de revisar las bonificaciones del personal.

La medida, notificada al Ministerio de Trabajo, fue dispuesta después de que el jefe comunal hiciera referencia, además, a una posible reducción del pago por disponibilidad que perciben algunos empleados.

“Hasta el momento, el ajuste de salarios de los trabajadores municipales no eran más que trascendidos y comentarios de funcionarios de rango menor, pero ahora la cuestión la confirmó el propio intendente, por lo que la situación se torna alarmante”, señaló el sindicato en un comunicado.

Los rumores sobre posibles recortes comenzaron en el Concejo Deliberante luego de que el gobierno municipal rehusara enviar la ordenanza complementaria del presupuesto, que contiene la información sobre las bonificaciones y compensaciones del personal.

Después, el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, no descartó ninguna decisión al respecto. También el secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, admitió que la complementaria estaba en revisión. Y por último, el propio intendente reconoció la iniciativa.