La dirección  que fijó el represor condenado a prisión perpetua Miguel Etchecolatz para disfrutar de su arresto domiciliario es calle Nuevo Boulevard del Bosque, entre Guaraníes y Tobas, en el Bosque Peralta Ramos. La noticia causó estupor en el barrio, especialmente en un vecino que fue una de sus víctimas. Su abogada, presentó una medida de protección para que el exdirector de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires, fije otro domicilio.

Se trata de dos presentaciones, una en Mar del Plata y la otra en La Plata. La abogada del posible vecino de Etchecolatz, Guadalupe Godoy, dijo que “hay más personas que viven en el Bosque y que sienten afectados sus derechos pero en este caso específico se trata de una víctima directa de Etchecolatz”.

Consultada por este medio sobre si su representado siente miedo, ante la posibilidad de ser vecino del represor, Godoy aclaró que “miedo no tiene. Pero no quiere vivir en el mismo lugar que quien fue condenado por su privación ilegal de su libertad y sus tormentos”.

“Ya que tienen tan estricto garantismo y tanto sentido de humanidad como para disponer la prisión domiciliaria de un genocida, que lo hagan cumpliendo esas normas que exigen garantías y respetos a los derechos de las víctimas”, finalizó la letrada.