Con su plantel de nacionales completo, Peñarol retomó las prácticas luego del receso por las Fiestas. El equipo de Leonardo Gutiérrez volvió a los entrenamientos en el microestadio Domingo Robles apuntándole a un enero con muchos partidos que comenzarán el domingo a las 21.30 contra Argentino de Junín en el Polideportivo Islas Malvinas.

Para mañana a la mañana se espera el retorno del alero estadounidense Steffphon Pettigrew, mientras que el escolta foráneo Kyle Lamonte debe solucionar unos problemas administrativos para luego sí sumarse al equipo que el viernes 12 recibirá a San Lorenzo para luego encarar una seguidilla de siete cotejos hasta el final del primer mes del año.

Los jugadores que volvieron a entrenar en el estadio ubicado en la sede del “Milrayitas” fueron Joaquín Valino, Lucas Gorosterrazú, Nicolás Franco, Tomás Monacchi, Juan Ignacio Marcos, Juan Martín Fernández, Franco Vinciguerra, Alejandro Diez, Nicolás Zurschmitten, Nicolás Gianella, Jerónimo Barón, Diego Guaita, Alejandro Alloatti, Martín Leiva, Jonathan Slider e Ignacio Bednarek, un ala pivote de 15 años y selección argentina recientemente reclutado.

Antes de la práctica, el entrenador Leonardo Gutiérrez comentó que “el balance de esta primera parte de la temporada, en cuanto a los aspectos ofensivos es bueno. Tenemos mucho gol en las manos, eso es positivo. Lo negativo es lo defensivo, donde recibimos muchos puntos. Adelante jugamos bien, ofensivamente tenemos un poderío muy grande. Si mejoramos atrás vamos a ser más competitivos. Tenemos que bajar la cantidad de puntos que nos meten”.

El campeón olímpico en Atenas 2004 y máximo ganador de títulos en la Liga Nacional durante su carrera como jugador, explicó además que los problemas defensivos “muchas veces se dan por desconcentraciones, también porque no estamos bien parados en algunas defensas que tenemos que hacer. Es un error de conjunto. Todos atacamos y todos debemos defender. Lo bueno es que se puede corregir”.

Luego, el entrenador debutante se mostró aliviado por el hecho de tener el plantel sin lesiones: “tenemos a todos bien, sanos, y llegaron en buena forma, en condiciones y listos para competir después del receso. No debemos sobrecargar a los jugadores porque tenemos un enero muy agitado, con muchos partidos y pocos días de descanso. Vamos a regular los entrenamientos”.

LA SEGUIDILLA

El mes de enero será “cargadito” para Peñarol. El domingo jugará con Argentino y el viernes recibirá a San Lorenzo. Luego, el único tricampeón de la Liga Nacional viajará a Santiago del Estero para jugar con Quimsa el lunes 15 y con Olímpico de La Banda el miércoles 17. A la vuelta tendrá el clásico el sábado 20, de local.

El martes 23 jugará con Estudiantes en Concordia y el jueves 25 con Comunicaciones en Mercedes, Corrientes. El domingo 28 volverá al “Poli” para recibir a Quimsa y el miércoles 31 cerrará enero contra Salta Basket en casa.