Los parientes de las víctimas del naufragio le plantearon a la gobernadora alguno de los problemas que han tenido que afrontar durante estos meses y obtuvieron el compromiso de de la mandataria provincial de trabajar sobre aspectos muy importantes para ellos. “Debe haber cambios profundos para no seguir perdiendo vidas en el mar”, sostuvieron.

Luego del naufragio, los familiares de las víctimas del buque “El Repunte” peregrinaron en busca de respuestas por infinidad de organismos del Estado y en varias oportunidades se manifestaron tanto en el puerto como en el centro de la ciudad, pero siempre ante una llamativa ausencia de atención por parte de las autoridades, más allá de alguna que otra reunión sin frutos. Hasta ahora que luego de seis meses y medio fueron recibidos por la gobernadora Vidal. Ojalá esta vez haya resultados positivos.

Los familiares de las víctimas del Repunte consiguieron el compromiso de Vidal en cuestiones como la ayuda para tener peritos de parte. Con respecto al reflotamiento del navío, van a trabajar sobre los aspectos técnicos y la posibilidad de otras formas de acceder al barco. Eduardo Samite le planteó distintas formas de poder llevar el barco a zonas de la costa. Vidal se comprometió a realizar una reunión con la Armada para conocer cuestiones técnicas del reflotamiento y las posibilidades que tiene de realizarlo.

En relación a la causa, los parientes de los marinos fallecidos le explicaron a la gobernadora por qué plantean el cambio de carátula, así como solicitaron que se reactive el comité de investigación independiente. Al respecto, la mandataria se comprometió a hablar del tema con el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco. También confirmaron a este medio que se va a conformar el comité de crisis desde el Consorcio Portuario.

Las familias de las víctimas aprovecharon la reunión para denunciar la falta de apoyo del Ejecutivo Municipal, y sobre todo del intendente Carlos Arroyo, a quien dejaron en evidencia ante Vidal.En cuanto a los certificados de presunción de fallecimiento de los marinos, la mandataria se comprometió a ayudar en la tramitación para que se pueda acceder a los mismos en el menor tiempo posible.

Le solicitaron, también a Vidal, que las becas de capacitación para el trabajo que tienen los hijos de las víctimas del Repunte, como se están por vencer, les otorguen continuidad de la fuente laboral. Además se comprometió a hablar con el gobernador de Chubut por los casos de las familias que están allá para que también reciban ayuda.

Durante toda la reunión, los familiares dejaron en claro que el hundimiento del Repunte no es un caso aislado sino que responde a una problemático generalizada por lo que le plantearon, sobre todo, los problemas de corrupción que existen en el puerto de Mar del Plata y el papel de la Prefectura Naval Argentina tanto en las inspecciones como la deficiencia en el rescate y su consecuente abandono en el mar de los tripulantes del Repunte.

En este encuentro, familiares de las víctimas expresaron a la gobernadora que “tienen que existir cambios profundos y estructurales para no seguir perdiendo vidas de trabajadores de la pesca. Le dijimos que desde el 2000 hasta la fecha se perdieron 86 vidas y nosotros decimos basta de muerte de trabajadores”.