Vecinas de Beltrán denuncian el abandono del barrio,y el derroche de un recurso no renovable como lo es el agua potable. Una pérdida de agua de red de grandes proporciones, que fue reportada el 28 de diciembre, continúa sin ser reparada.

Con los baches ya se resignaron, pero el derroche del agua, en un barrio donde en verano suele haber problemas de abastecimiento, insisten. “Ya hicimos el reclamo correspondiente, pero nunca vinieron” dice Susana, una vecina.

La perdida de agua comenzó el 28 de diciembre y se efectuó el reclamo a OSSE ese mismo día. A más de una semana del reclamo, la Empresa Municipal no se hizo presente, y el caudal de agua pérdida es cada vez mayor. En doce días, la pérdida de agua se traduce en cientos de litros.