El retraso en los pagos de los sueldos, la no entrega del bono de fin de año y la ausencia de aguinaldo provocó a los trabajadores que reclamaran ante la firma. Para evitarlos, el dueño les dijo: “Miren que voy a quebrar, eh”. Manifestación del gremio.

Se trata de la Metalúrgica Integrada Vivoratá ubicada en Edison al 1100, donde esta mañana un grupo de trabajadores realizaron una protesta junto a integrantes de la Unión Obrera Metalúrgica, seccional Mar del Plata.

“La situación para los trabajadores es complicada porque no se ha pagado el bono que estaba acordado desde noviembre, tampoco la deuda de la primera quincena de diciembre ni el aguinaldo”, graficó José Luis Rocha, titular de la UOM a nivel local. Son 15 trabajadores en este conflicto.

“Hoy tuvimos una reunión para intentar llegar a un acuerdo y la respuesta fue que va a quebrar, pero esa no es la solución. Cuando tienen utilidades se las llevan y cuando tienen problemas lo trasladan a sus compañeros, se lamentó el gremialista.

El conflicto es concreto y las vías de resolución son diversas: “Pedimos que a la gente se le pague el sueldo o que se haga un compromiso por escrito. Lamentamblemente, vemos que no tienen interés en solucionar el problema porque ni siquiera han participado de la reunión conciliatoria del Ministerio de Trabajo. Pero vamos a seguir peleando”, manifestó Rocha.