El abogado José Luis Zerillo, dirigente de Unidad Ciudadana, se refirió a las decisiones que viene tomando el gobierno municipal con respecto a las Sociedades de Fomento de Mar del Plata. “Sin recursos para la elemental prestación de servicios y con un municipio que todos los días recorta prestaciones, los barrios están abandonados a su suerte” expresó.

La Federación de Sociedades de Fomento ha denunciado que el gobierno de Cambiemos ha dado de baja los convenios por el que prestaban servicios las Sociedades de Fomento de los barrios Constitución, Jardín de Peralta Ramos, Rivadavia, Montemar, Grosellar, Punta Mogotes, y les retiró el tractor a los sociedades de fomento de Serena, Acantilados, San Jacinto, Antártida Argentina, Beltrán, entre otras.

“Mar del Plata y Batan tienen una rica historia que se remonta a más de 50 años de convenios y trabajo mancomunado entre los distintos gobiernos municipales y las Sociedades de Fomento. Una rica historia conjunta de aportes entrelazados que ha permitido a lo largo de los años que los barrios de la ciudad cuenten con servicios indispensables que hacen a la higiene, recolección de poda, mantenimiento de plazas, todo ello amen de los servicios y prestaciones que realizan las sociedades de fomento en sus sedes sociales”, continuó el dirigente de Unidad Ciudadana.

“La imposibilidad de prestar los servicios que venían realizando se comienza a notar fuertemente en la suciedad que se amonta por doquier, las plazas, cuyo corte de césped y mantenimiento no se realiza, facilitando así en muchos casos en época estival, la propagación de roedores y el estancamiento de agua contradiciendo las políticas públicas que procuran evitar la propagación de los mosquitos transmisores del dengue, zika y chikungunya”.

Finalmente sentenció:“Pareciera ser que castigan a los fomentistas porque en definitiva procuran desandar una cultura enraizada de organización comunitaria que durante décadas fue una característica social de nuestra ciudad”.