Tras pasar 57 días sin novedades del buque extraviado, familiares, amigos y allegados se reunieron hoy en la Base Naval para pedir ayuda: “Sólo dos barcos lo están buscando y nosotros nos sentimos desesperados”. Reclamaron ayuda al gobierno y repudiaron su accionar.

No es un viernes cualquiera para los familiares de los tripulantes del Ara San Juan, submarino desaparecido desde el 15 de noviembre, cuando navegaba en aguas argentinas del sur del país. Luego de muchos días de lucha, desesperación y cansancio, se reunieron en la Base para pedir que se extienda la búsqueda y que se reciba la ayuda necesaria.

“Hoy los familiares tenemos mucha bronca e impotencia, no sentimos la presencia del Presidente como conductor del país y vemos que nos dejó desamparados”, manifestó Marcela Moyano, esposa del tripulante Hernán Rodríguez.

En ese sentido, exigieron al Gobierno Nacional que los ayude, porque no tienen “los medios para salir a buscar presupuestos para que los rastreen a los tripulantes”.

“No entendemos el porqué de este sufrimiento y agonía. Si no estaba en condiciones de salir a navegar, hay un abandono de persona y nosotros necesitamos responsables y que se encuentre el submarino. Que se mueva el Presidente, que de la cara y nos ayude a buscarlos”, sentenciaron.