El movimiento de mujeres de Mar del Plata da comienzo a la campaña “Mar del Plata te hace INfeliz”, destinada a exigir al gobierno de la provincia de Buenos Aires mayor presupuesto para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres. Se trata de treinta días de activismo, en pos de lograr que la gobernadora atienda el reclamo del sector y cumpla con su deber.

Desde la organización aseguran que las mujeres de la ciudad no pueden “ser felices” con un número alarmante de femicidios (7 en 2017) y denuncias por violencia de género. “Las áreas que son responsabilidad del gobierno provincial trabajan con presupuestos irrisorios que no se corresponden con la situación de violencia hacia las mujeres que debe ser atendida por el estado”, aseguraron.

Este colectivo de organización de la lucha por la equidad y respeto hacia las mujeres ha reclamado oportunamente más presupuesto para la Comisaría de la Mujer, que atiende con escaso personal, que suele no tener móvil disponible, ni dinero para combustible, ni papel, ni tonner, etc. Tampoco tienen equipo interdisciplinario ni médico disponible las 24 horas del día, lo que significa para una mujer en situación de violencia, destinar largas horas en la búsqueda de asistencia y protección que nunca llega en forma efectiva y oportuna.

Otro de los pedidos de larga data es el de la red comunitaria de Batán que hace años está reclamando una sede de la Comisaría de la Mujer, con resultado negativo. En tanto que en el área de la justicia la situación es preocupante, con escaso personal destinado a trabajar las causas de violencia, que impiden hacer seguimiento de cada caso y prevenir nuevos hechos.

Asimismo Mar del Plata tiene sancionada una ordenanza de emergencia en violencia de género y diversidad incumplida por el gobierno municipal, cuyo intendente ha previsto la reducción del presupuesto destinado al área de la mujer para el 2018, lo que significa menos atención y menos asistencia para las mujeres, en una clara contradicción con la emergencia sancionada en junio de 2016 y prorrogada en el año 2017. Cabe agregar que la provincia tampoco ha destinado fondos suficientes para su implementación, a pesar de los reiterados reclamos.

Toda esta situación ha motivado que, desde el movimiento de mujeres de la ciudad se dé comienzo a esta campaña, treinta días de activismo, en pos de lograr que la gobernadora atienda el reclamo del sector y cumpla con su deber derivado de las leyes y tratados internacionales.