Los precios de los combustibles aumentaron este martes un 6% en la mayoría de las estaciones de servicio de Capital y Gran Buenos Aires y el Gobierno pidió a los consumidores que aprendan a “convivir con eso”.

El pedido fue expresado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien explicó que la suba de los precios responde a un alza en el valor internacional del petróleo, que determina un incremento en los costos de producción y operativos de las petroleras.

“Los costos son los costos y tenemos que convivir con eso”, dijo el funcionario en un conferencia de prensa en la Casa Rosada tras una reunión de Gabinete ampliado que estuvo encabezada por el presiente Mauricio Macri.

Peña dijo que la Argentina está reflejando en los valores de venta al público de los combustibles “un aumento del precio del petróleo a nivel internacional, eso es un dato objetivo y no lo podemos negar”.

El primer día de 2018 entró en vigencia la desregulación plena del mercado de comercialización de naftas, gasoil y otros derivados del petróleo, formalizada mediante la decisión del Gobierno nacional de eliminar el registro de importación de crudo y combustibles.