Los trabajadores de las salas de juego bonaerenses no abrirán sus puertas mañana como medida de fuerza luego de los anuncios de Provincia. “Esta lucha va a continuar hasta que no se sepa cuál es el futuro de nuestros compañeros”, advirtieron en el Concejo Deliberante.

La incertidumbre de los casineros se incrementa cada día luego de que la gobernadora Eugenia Vidal anticipara el cierre de tres centros de juego con el pretexto de terminar con la ludopatía. “Si hubiera sido por ello, no hubiera dejado sin atención los Centros contra la Ludopatía, ni hubiera dejado los horarios extendidos de los bingos privados”, criticaron desde los gremios.

En ese sentido, manifestaron: “No entendemos las medidas de Vidal, no nos dieron ninguna explicación. Además, esto toca el artículo 37 de la constitución provincial que tanto nos costó y la verdad es que estamos muy preocupados. Intentamos comunicarnos con los funcionarios pero sólo nos atendieron de 3 y 4 línea y nos dijeron que no estaban al tanto pero que se comprometían a mantener las fuentes de trabajo”, contó Daniel Méndez, del gremio de casineros.

“Sabemos que esto no es tan así, porque los compañeros para mantener sus puestos se van a tener que trasladar a diario a otras ciudades en horario nocturno; es una modificación de las condiciones de trabajo”, agregó.

Por su parte, Roberto ‘Chucho’ Páez, de AMS Mar del Plata adelantó que iniciaron un plan de lucha que comenzó hace una semana con una movilización masiva: “Hoy agradecemos a los concejales que nos dieron la posibilidad de esta mesa de trabajo que nos da la oportunidad que mostrar nuestra preocupación”.

“Mañana vamos a hacer un cese de actividades en todos los casinos de la provincia y el plan de lucha va a continuar hasta que no se sepa cuál es el futuro y el destino final de nuestros compañeros. Vemos que hay una arremetida importante para beneficiar a los trabajadores privados y no lo vamos a permitir”, advirtió.