Se quejan de la falta de control por parte de Inspección Municipal y del incumplimiento de una Ordenanza que establece que cuando hay eventos masivos, se deben instalar baños públicos, “algo que no se cumple”. También protestaron por el caos vehicular que se genera en la desconcentración del público.

“Vivimos cerca de un estadio de fútbol, estamos acostumbrados a que pase gente gritando o algunos alcoholizados, pero esto es otra cosa, hacen sus necesidades en los jardines y entradas de las casas, a la vista de todo el mundo”, sostuvo indignado Alberto Martínez, vicepresidente de la Sociedad de Fomento Peralta Ramos Oeste, quien esta mañana decidió visibilizar la situación.

Martínez hizo referencia a una Ordenanza que se sancionó para cuidar al barrio ante este tipo de problemáticas, la cual indica la instalación de baños públicos en la zona antes y durante los eventos masivos, y la posterior limpieza del sector una vez finalizado el espectáculo y “eso no se cumple”, enfatizó el vecinalista.

En cuanto al caos vehicular que generan estos partidos, el fomentista aseguró que a los agentes de “Tránsito, no los vemos nunca”, y agregó que muchas de las arterias del barrio, a la hora de la desconcentración, son utilizadas en contramano “como por ejemplo Ayolas” y también se suele estacionar en veredas, terrenos baldíos y plazoletas.

Otro inconveniente que destacó, y por el cual solicitan la presencia efectiva de los Inspectores municipales es por los choripaneros que invaden cualquier lugar y los vendedores ilegales de bebidas alcohólicas. “No tengo nada contra los choripaneros, se están ganando un mango, pero la otra vez cortaron la avenida Lisandro De la Torre de la cantidad de carritos que había”.