Los trabajadores del Ministerio de Salud responsabilizaron a la esposa de Triaca, subsecretaria de Coordinación Administrativa de la cartera, por los faltantes que afectan gravemente a los pacientes que dependen de los medicamentos para su tratamiento. La provincia de San Luis fue la primera en denunciarlo.

El Ministerio de Salud de la Nación no repartirá durante febrero tres drogas destinadas para pacientes con VIH que se atienden en el sistema público de salud y que dependen de los medicamentos para su tratamiento.

Así lo anunciaron fuentes de la cartera, según publicó el portal El Destape. Los remedios, desarrollados en laboratorios internacionales, son Efavirenz por 600 miligramos, Darunavir por la misma medida, y el jarabe Zidovudina, uno de los cuales cuesta, en la farmacia, 30 mil pesos, de acuerdo con el jefe de Epidemiología y Bioestadística de San Luis, Rodrigo Verdugo.

Según argumentaron desde el Gobierno, esta grave situación tiene que ver con “demoras” en la entrega, por lo que ya comenzaron a comunicarlo a través de la Dirección Nacional de Sida a hospitales de todo el país y a los gobiernos provinciales, donde planifican los pasos a seguir.

Por su parte, los trabajadores del Ministerio responsabilizaron a María Cecilia Loccisano, esposa del Jorge Triaca y subsecretaria de Coordinación Administrativa de la cartera, a quien acusaron por la falta de gestión para obtener los medicamentos.

En este sentido, la provincia de San Luis fue la primera en denunciar la grave situación, ya que tiene 73 afectados. “Los tratamientos no se pueden interrumpir porque el virus genera resistencia y si estas personas por un período prolongado no reciben la medicación, es posible que al volver a tomarla, ya no les haga ningún efecto”, explicó Verdugo, al diario La República.

“En ese comunicado se confirma que en esta misma situación están las dependencias de Salud de todo el país”, reveló el especialista en relación a la notificación que recibieron por parte de la Dirección Nacional del Sida.

(Diario Registrado)