El pedido fue realizado por el juez federal Ernesto Kreplak, que solicitó a las fuerzas de seguridad que confirmen si efectivamente el represor fue trasladado a la clínica Colón, y si existía una autorización para realizar dicho viaje.

La iniciativa fue tomada en primera instancia por integrantes de la “Liga Argentina por los Derechos del Hombre”, que realizaron una presentación formal en la Justicia luego de que se conociera la visita de Miguel Etchecolatz a una clínica privada, a pesar de estar con estricta prisión domiciliaria en el Bosque Peralta Ramos.

El juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, dio lugar a dicho pedido y solicitó mediante un escrito a las fuerzas de seguridad que informen si efectivamente el genocida fue trasladado por personal de civil al centro de la ciudad y si existía una autorización para dicho trámite.

Además, pidió saber qué autoridad dio lugar a dicha acción y si la llegada al médico fue una urgencia como argumentaron.

De esta manera, el Servicio Penitenciario Nacional y la Policía Federal deberán informar si participaron del traslado de Etchecolatz y demás pedidos que se solicitaron luego de habilitada la feria judicial para el tratamiento del informe.