Como era de esperar, el cuerpo de ediles dio la aprobación al proyecto de ordenanza que posibilitará al Ejecutivo adherir a la ley de Pacto Fiscal de la gobernadora María Eugenia Vidal. “Es fundamental que los concejales entiendan que deben adherirse al pacto fiscal porque en realidad, no tenemos otra salida”, había anticipado el intendente.

La adhesión se consiguió con el acompañamiento del bloque oficialista de Cambiemos y 1País, mientras que los bloques de Unidad Ciudadana y Acción Marplatense se manifestaron en contra.

“Si es que no nos adherimos no vamos a tener la ayuda de la Nación y de la Provincia necesarias fundamentalmente para hacer grandes obras de infraestructura”, remarcó esta mañana el jefe comunal, marcando la cancha a los concejales pero justificando de alguna manera la decisión de su gobierno. Por la votación, no se esperaba otro resultado ya que Cambiemos tiene la mayoría automática”.

El concejal Guillermo Arroyo sostuvo que “ciertos gobiernos hubieran tomado medidas similares, si hubieran recibido el Municipio en el estado que lo recibimos”, y agregó: “Queremos lo mejor para la ciudad y solicito su voto”.

Por su parte, la concejala Virginia Sívori del bloque de Unidad Ciudadana expresó que “no vamos a acompañar la adhesión a esta ley. Esto no tiene nada que ver con reconocer la autonomía del Municipio. Condiciona la forma en la que se va a llevar adelante el gasto y a futuro, cuáles son las condiciones con las que el Municipio va a endeudarse o tomar decisiones”.

Claudia Rodríguez, presidenta del bloque de Acción Marplatense, sostuvo que “adherir a esta ley significa para Acción Marplatense, que se deje de pensar que los 2 polideportivos inconclusos se terminen de hacer, es pensar en menos servicios de guardia de 24 horas en los barrios, es decir que no va a haber personal para las ambulancias del SAME. Según nuestra mirada la inversión no es un gasto, por eso no podemos aprobar la adhesión a esta ley”.