Al menos dos delincuentes ingresaron esta madrugada en las oficinas del empresario teatral Juan Alzua y se hicieron de una importante suma de dinero, correspondiente a la recaudación de varias salas teatrales y un restaurante.

Fuentes cercanas a la productora informaron que el dinero robado era proveniente de las recaudaciones de las obras del teatro Corrientes (Carmen Barbieri), del teatro Del Ángel, del teatro La Campana, del teatro Enrique Carreras y del restaurante Dopo.

Si bien no se precisó la cantidad de dinero, desde la producción se habla de una “importantísima cantidad”, y que los delincuentes, una vez que ingresaron en las instalaciones, “fueron directamente hacia la caja fuerte”.