Este lunes el presidente adoptó la medida de desplazar a aquellos familiares de integrantes del gobierno que habían sido puestos en distintas carteras. Al parecer, la medida fue tomada por las quejas y no por convencimiento propio, ya que el mandatario se lamentó esas salidas.

Mauricio Macri precisó hoy que la decisión de excluir del Gobierno a familiares de ministros “incluye a los funcionarios que están actualmente” en la administración, e insistió que, si bien el Ejecutivo va a “perder gente valiosa”, se trata de una medida que forma parte de “un momento fundacional”.

“Vamos a perder gente valiosa pero, justamente, estamos en un momento fundacional y tenemos que hacer un esfuerzo adicional”, sostuvo al explicar el alcance de una de las medidas anunciadas esta mañana.

En ese marco, propuso: la reducción en un 25 por ciento de los cargos políticos en el Estado, el congelamiento durante este año de los salarios de los funcionarios políticos de la administración pública nacional y un decreto para que ningún ministro pueda nombrar familiares en el Gobierno.