Con el 100% de las sucursales cerradas del Banco Provincia se vivió la primera de las dos jornadas de medidas de fuerza de la Asociación Bancaria. Mañana no habrá bancos en toda la República Argentina ya que la propuesta del 9% de incremento salarial para los bancarios resulta irrisoria.

Miguel Guglielmotti, secretario general de La Bancaria, detalló que “la propuesta de la cámara de empresarios bancarios sigue siendo de un 9% de aumento. Estamos hablando del sector financiero que mayor rentabilidad tiene en la República Argentina, con 76 mil millones de ganancia durante el 2017”.

Con respecto a las intenciones del gobierno de marcar la cancha, poniendo techo al resto de las negociaciones, Guglielmotti remarcó: “Nosotros somos la primera organización grande en negociar salarios y el gobierno está intentando disciplinar al resto de los sindicatos, ofrece un 9% cuando habla de una inflación del 15% y sus consultoras más allegadas incluso estiman entre un 20 y un 22% de inflación”.

“está claro que nos están pasando factura por lo que hace nuestro sindicato con respecto a la oposición a las políticas que se aplican contra los trabajadores” y, en ese sentido, el dirigente criticó con dureza al actual titular del Ministerio de Trabajo, Jorge Triaca: “Es un ministro negrero, que opera directamente en complicidad y al unísono con las cámaras empresarias bancarias”.

El gremialista advirtió que las medidas de fuerza continuarán “con paro los días 19 y 20 de febrero en todos los bancos”. Además, Guglielmotti confirmó que la semana próxima su gremio presentará “un recurso de inconstitucionalidad de la ley de reforma jubilatoria ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia”

Por último, el referente bancario opinó con respecto al año que se espera en el ámbito sindical: “El panorama para este año es muy complejo, porque no se controla la inflación y se están llevando adelante niveles de endeudamiento que no tienen rumbo. Este paro de ahora generará además un gran desabastecimiento en los cajeros”