El funcionario tuvo que presentar la renuncia tras el escándalo por el que fue defendido primero por el secretario general de la presidencia y después por el mismísimo Mauricio Macri. Finalmente, tuvo que dar un paso al costado por la presión que generó el escándalo de la publicación del diario español El País, donde descubrieron que el subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, había ocultado 1,2 millón de dólares en Andorra.

Desde el gobierno nacional cortaron el hilo por lo más delgado. En su meta de “transparencia”, Gilligan es el único que hasta ahora presentó su renuncia tras los últimos escándalos por corrupción (todavía siguen en pie el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el ministro de Finanzas, Luis Caputo).

Gilligan habría ocultado un depósito de más de un millón de dólares en un banco de Andorra, en una cuenta a nombre de la firma Line Action, dedicada a la compra y venta de jugadores. La empresa estaba radicada en Inglaterra, pero era propiedad en un ciento por ciento de la firma panameña Nashville North Inc, de la cual el ex funcionario nacional fue director hasta 2014.

Ni bien se destapó el escándalo, Valentín fue defendido por el gobierno nacional. “No tiene ninguna empresa offshore ni nada que se le parezca, sino que asesoró a distintas compañías argentinas y extranjeras, y ésta es una de ellas”, afirmó Fernando De Andreis el viernes durante la primera conferencia de prensa del Retiro Espiritual en Chapadmal. Durante la segunda conferencia, el presidente de la Nación Mauricio Macri también lo defendió.

Por su parte el jefe de Gabinete, Marcos Peña, lo justificó al señalar que las cuentas en el exterior que se le investigan no se trata de “fondos públicos”.

Finalmente, el subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan presentó su renuncia y prometió seguir trabajando para la transparencia. “No creo necesario permanecer”, sostuvo al justificar su salida del gobierno, en medio de “un debate mediático” por actividades que “realicé en la actividad privada”, escribió.