Organizaron una concentración para repudiar al Balneario La Reserva y pedir justicia por los cuatro niños detenidos ilegalmente, y torturados en el lugar por empleados del sitio, en connivencia con la policía. La cita es este sábado a las 11, frente al balneario.

 

 

“El exclusivo Balneario privado “La Reserva, ubicado en la zona Sur de Mar del Plata, días pasados de febrero se convirtió en un lugar horrible, quizá el más repulsivo del mundo, cuando cuatro menores fueron privados de su Libertad y torturados sistemáticamente durante tres horas, por cuatro empleados de dicho complejo balneario” contó Carla Brassesco, mamá de uno de los niños, en Redes Sociales.

 

En el relato de Carla, se detallan lo vejámenes a los que fueron sometidos los cuatro niños: “golpes con sogas, mangueras, tapa cables, saca arena, manteniéndolos arrodillados mientras ademas los amenazaron de ser quemados con cigarrilllos, los escupieron y hasta rompieron un vaso de vidrio en la cabeza de uno de ellos, dándoles, trompadas, cachetazos, patadas, insultos, y hasta un tiro de revólver como advertencia, ademas de robarles las pertenencias personales ( reloj, cadenitas, anillos, patinetas)

 

La denuncia, además, señala la connivencia de la policía que desempeña funciones en la zona: “Un Policía, de apellido Díaz, fue el encubridor del echo, que se ocasionó por el supuesto robo de un celular, del cual no hay denuncia, ni hubo aviso a los padres de los cuatro menores “supuestos ladrones”,  de entre 10 y 12 años de edad. Tres adultos que allí trabajan, encubiertos por Díaz, tomaron justicia por mano propia, propiciando a los cuatro niños, durante aproximadamente 3 horas”.

 

Para explicar la convocatoria, esta madre señaló: “Ante esto, se realizaron denuncias penales a cuatro de los participantes de este hecho aberrante. Los pequeños siguen con miedo, sueñan pesadillas, sin poder realizar una vida normal ya que los violentos, que además son vecinos del barrio, los siguen acechando en cuanto lugar los encuentran y los persiguen amenazandolos con hacerlos desaparecer. Los niños están presos del terror. Ellos, los torturadores, siguen libres”.

 

Para que el episodio no quede impune, y para que no se instale como mecánica como sucedía en la dictadura, mañana sábado 24 de febrero, a partir de las 11 horas la familia y vecinos convocan a toda la ciudad a concentrarse en la entrada del Balneario la Reserva para visibilizar y repudiar estos acontecimientos públicamente.