Personal de Inspección General y de la Policía Bonaerense, junto al GAD (Grupo Apoyo Departamental), clausuraron un taller clandestino que funcionaba a puertas cerradas en 3 de Febrero al 4000 (entre Olazábal y Funes), por infracción a las leyes 13.081 y 27.561. Tras el allanamiento, dos personas fueron aprehendidas. Vale mencionar el área a cargo de Emilio Sucar Grau fue quien radicó la denuncia en la Comisaría Primera.

En este contexto detectaron varios vehículos con autopartes adulteradas. Entre ellos, un Fiat Duna y un Ford Falcon con los números del motor adulterados, a la vez – este último – contaba con el chasis adulterado, 40 llantas de chapa de distintas marcas y rodados, 10 amortiguadores, 7 guardabarros, 2 capot, como también 32 gomas de distintas marcas y rodados.

La Dra. Alejandra Bonichini, Agente Fiscal UFI N° 20 del Departamento Judicial Mar del Plata, avaló lo actuado, destacó la laboral policial y municipal, y dispuso el secuestro de todos los elementos mencionados.