En el marco de promover estrategias para proteger a la niñez desamparada, una  comisión del Espacio “NO a la Baja en la edad de punibilidad” se reunió con el Obispo de la diócesis de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, para tejer lazos solidarios entre diferentes espacios que se ocupan de la promoción protección de los derechos de la niñez.

 

Desde No a la baja, explicaron: “Reafirmamos que es necesario trabajar para que los chicos y chicas no sean atravesados por el sistema penal, eso es promover derechos, eso es estar dentro de la ley como Estado. Es demagógico y cruel promover mecanismos para bajar la edad de punibilidad aumentando la prisionalización de nuestros jóvenes, cuando la ley 26.061 que lleva más de 10 años de sancionada en el país, y que prevé un sistema de promoción y protección de derechos inspirados en los tratados internacionales, aspirando al desarrollo pleno de todos los niños, niñas y adolescentes, no se cumple”.

 

 

La reunión con el Obispo se ejecutó en el marco de un plan de trabajo sostenido del frente de trabajo “no a la baja”, y que tiene que ver con poder debatir con los distintos actores de la sociedad sobre la intención del actual gobierno, que no es nueva ni propia del mismo, de ingresar un proyecto de ley cuando comiencen las sesiones legislativas en el mes de Marzo para bajar la edad de punibilidad penal que actualmente está fijada en los 16 años.

 

En este sentido la Iglesia católica a través del trabajo de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, afirmó que “no puede centrarse solamente en la persecución estatal – a través del derecho penal- de los adolescentes en conflicto con la ley penal, sino en cómo cumplir con toda la normativa internacional, nacional y provincial que garantizan derechos a todas las niñas, niños y adolescentes, sean infractores o no a la ley penal”.

 

Esta intención del gobierno tampoco condice con el pedido de Emergencia Nacional en Adicciones “Ni un pibe menos por la droga” que hiciera la Iglesia en noviembre de 2016 y que fuera asumido por el gobierno nacional a través del decreto presidencial 1249/16 con fecha 12/12/16. “No es razonable que ante hechos delictivos de trascendencia mediática, como respuesta estatal baste reducir la edad de punibilidad de los chicos y aumentar las penas para determinados delitos, sin garantizar el cumplimiento por parte del Estado Nacional, de las Provincias, de la Ciudad de Buenos Aires y de los Municipios, del sistema de protección integral de derechos de la Niñez; sobre todo en materia de Derechos económicos, sociales y culturales (alimentación, salud, educación, vivienda, familia entre otros)” acordaron en el encuentro.