Tras conocerse la resolución de la cámara de casación penal que anuló la sentencia absolutoria de primera instancia a la docente Analia Schwartz por abuso sexual y corrupción de menores, la medida será apelada por la defensa en la Suprema Corte de Justicia de la Provincia.

La resolución de la Sala V, firmada por los jueces Jorge Celesía y Fernando Mancini, sostiene la absolución del Tribunal Oral Numero 1, en tres de los casos por corrupción de menores, pero establece que los otros 31 casos, 9 de los cuales tratan de abuso sexual, deberán ser juzgados y con nuevos jueces.

Los jueces de Casación observaron con preocupación “el tiempo invertido en ensalzar o, a la inversa, desacreditar a un profesional o a un perito de parte u oficial, no hace al objeto del proceso”, y que esta actitud de los magistrados “tiende a introducir confusión”. Las abogadas defensoras, omiten adentrarse en los detalles de esta resolución, y ponen el foco en victimizar a la acusada y dilatar los plazos con la presentación de un recurso ante la suprema corte.

“Nosotros como operadores jurídicos vamos a estar ahí, es nuestro trabajo, y también los jueces, pero en la realidad, la que continúa infinitamente en el banquillo de los acusados es Analía Schwartz” dice Noelia Agüero, codefensora de la imputada por pedofilia, intentando colocar en el lugar de víctima a la imputada, mientras la estrategia pareciera ser que ni Patricia Perelló (abogada principal en la defensa) ni la docente, se expongan mediáticamente ante la resolución de casación.

Además, Agüero señala el carácter divisorio en la sentencia, que ordena nuevo juicio para la mayoría de los casos, pero sostiene la absolución en tres. “Esta sentencia en cierta forma mantiene también la absolución, porque se está hablando de la anulación de la sentencia pero fue parcial, porque hay determinados niños en los que la absolución sigue firme” remarca, y agrega en off, que se trata de familias sin representación en la querella, como si ello constituyera algún factor de influencia.