Trabajadoras y trabajadores de la economía popular nucleados en el Movimiento Atahualpa realizaron una jornada solidaria denominada “un acto de amor” donde se ocuparon voluntariamente de realizar tareas de reparación y puesta en valor de escuelas cuyos edificios no estaban en condiciones para el inicio de clases. Lograron restaurar más de doce instituciones, en doce barrios vulnerables de la ciudad.

 

Desde la organización, se planteó la necesidad de realizar estas Jornadas solidarias de trabajo en escuelas y jardines de los  barrios más vulnerables de la ciudad, en defensa del trabajo, la economía popular y la educación publica. En las mismas participaron más de 150 trabajadoras y trabajadores de la economía popular que se ocuparon de  pintar, arreglar puertas y ventanas, cortar los altos pastizales, podar arboles y hacer limpieza general en distintas escuelas y jardines donde el Estado mira para otro lado.

 

 

“Hay compañeras y compañeros que estuvieron haciendo estos trabajos en doce lugares, en diez barrios de la ciudad, como Virgen de Luján, Juramento, San Martín, Regional, Centenario Parque Palermo, Parque Independencia, Jorge Newbery y Autódromo, para colaborar con la comunidad, y visibilizar tanto nuestro potencial de trabajo, como el estado de las escuelas. Esto es parte del compromiso de la organización con la Educación Pública” relataron desde la organización.

 

 

Las instituciones en las cuales se trabajó son la Escuela 72 del barrio Virgen de Lujan, la  Escuela 4 del  barrio San Martín, la Escuela 63 del barrio Autódromo, la Escuela 10 del barrio Juramento, la Escuela 78 del barrio Parque Independencia, la Escuela  511 del barrio Jorge Newbery, la Escuela 69 barrio Jose Hernández, la Escuela 6 del barrio Regional, la Escuela 77 de Parque Palermo, el Jardín 31 del barrio Juramento, el Jardín 904 del barrio Centenario y el Jardín 945 de Parque Independencia.