Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), junto con la CTA Autónoma, y con el acompañamiento de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie presentaron un pedido formal al Ministerio de trabajo de la Nación para la creación de una oficina que reciba denuncias de violencia de género en el ámbito laboral en el marco de la Ley 26.485.

 

Organizaciones de trabajadoras de la economía popular presentaron el pedido de creación de una oficina especialmente dedicada al abordaje de casos de violencia de género en el trabajo, tal como marca la ley 26.485. La presentación constituyó una actividad en el marco de la jornada de lucha del #8M, día en que se realizó el Paro Internacional de Mujeres.

 

Actualmente no existen herramientas fuera de Capital Federal para poder actuar en este sentido. La presentación se hizo en simultáneo en diferentes ciudades del país donde el Ministerio de Trabajo de la nación tiene sede. El proyecto propone crear una oficina de “Orientación y Asesoramiento en Violencia Laboral de Género”.

 

La Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales fue sancionada el 11 de Marzo del 2009, y promulgada el 1 de abril del mismo año. La misma tipifica como violencia laboral contra las mujeres como “aquella que discrimina a las mujeres en los ámbitos de trabajo públicos o privados y que obstaculiza su acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia en el mismo, exigiendo requisitos sobre estado civil, maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo”. Además, señala que “ Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea o función”. Asimismo, incluye el “hostigamiento psicológico en forma sistemática sobre una determinada trabajadora con el fin de lograr su exclusión laboral”.

 

Foto: Guada Calvelo