[#EnPieDeLucha] Repartidores denuncian irregularidades en la empresa “Pecado”

371

Según denuncian desde el gremio de repartidores (SICAMM) la casa de comidas PECADO le paga a los trabajadores que se ocupan de los repartos a domicilio la suma de $8500 pesos como único monto, por lo que cada trabajador debe cubrir con esa suma los gastos de combustible y mantenimiento del vehículo. Para tener una referencia, el gasto de combustible significa mensualmente $2000 pesos aproximadamente, $700 pesos el seguro del vehículo, y $1500 entre repuestos y mantenimiento (cubiertas, frenos, transmisión, aceite, batería, y otros, que se deterioran por el uso intensivo).

 

Además, desde el gremio señalan que la empresa no provee la indumentaria adecuada para realizar la labor, como manda la ley. Para este tipo de trabajo, se requiere contar con casco, traje y botas de lluvia, y elementos de visibilidad como chalecos refractarios.

 

Cristian Grobbas, Secretario General del gremio cuenta que están desarrollando acciones para que la empresa rectifique su actitud: “Durante las últimos días, desde el SICAMM realizamos diversas intervenciones callejeras en defensa de los trabajadores que se desempeñan en la casa de comidas “Pecado”, debido al incumplimiento de la empresa con respecto a una serie de acuerdos y derechos laborales de los repartidores. En el transcurso de la semana, continuaremos movilizados a la espera de que la empresa acceda al diálogo para solucionar el conflicto”.+

 

Desde el gremio alertan que la situación con la empresa es grave: “La empresa funciona hace más de un año y nunca ha registrado a un trabajador; recién ahora, con nuestra intervención  registró a los trabajadores. Conseguimos que los trabajadores de reparto estén registrados, y es muy importante porque es una tarea que tiene muchos riesgos. Si un trabajador sufre un siniestro vial tiene que contar con la obra social, con la ART. La empresa incurre en prácticas de hostigamiento y persecución gremial para que nuestros compañeros renuncien y es algo que no vamos a tolerar; no vamos a dejar que se manejen de esta manera”.