Paola Tornoud es la referente de la organización de trabajo Nueva Esperanza y en representación de sus compañeras, decidió comenzar una protesta en la puerta de la Secretaría de Hacienda. “El funcionario no nos paga y fue muy irrespetuoso conmigo”, denunció.

El hambre lleva a la desesperación, y en muchos barrios la comida no abunda. Aunque para Hernán Mourelle (secretario de Economía y Hacienda del Municipio) esto no pasa en la ciudad. “Estas gordita, se ve que hambre no pasás”, asegura Tornoud que le dijo el titular de la cartera mientras discutían sobre la deuda.

Se trata de una orden de pago para cooperativas de construcción que nunca llegó y que, al parecer, el funcionario no busca destrabar.

“Decidí encadenarme porque el pasado jueves tuve una reunión con Mourelle y él fue muy irrespetuoso conmigo,
me faltó el respeto, me trató muy mal”, se lamentó Paola, que aseguró que no les “quiere pagar el certificado de la construcción de viviendas” que están realizando desde la organización.

“El trámite lleva más de 30 días y él no quiere avanzar con la orden de pago. Vemos que vino con esa postura de atacar a las cooperativas, de tratarlas con desprecio y busca la excusa perfecta para no pagar nada”, manifestó.

Además, sostuvo que el dinero está pero que la Comuna no lo libera: “Tenemos entendido que está la plata. Queremos que alguien nos explique si Mourelle tiene algún decreto firmado por las autoridades de que pueda decidir sobre el bolsillo y el hambre de los trabajadores”.

Mientras sus compañeras protestan en Luro e Yrigoyen, ella continúa encadenada en el Palacio Municipal, a la espera del cobro de los trabajos de sus 15 vecinos.