La funcionaria arroyista llevaba a cuestas acusaciones de toda la comunidad educativa y ya se había pedido su renuncia en más de una oportunidad. Adujo diferencias con Arroyo y Rivero.

“Yo pedí que se trabajara solamente. Había muchos calentando la silla y yo eso no lo puedo permitir”, manifestó Ana María Crovetto en el programa de Radio Continental, Vencedores Vencidos.

Mediante este tipo de acusaciones, la ahora exfuncionaria confirmó su salida “por diferencias” con el intendente y con la subsecretaria del área, Susana Rivero, relacionada directamente con el mandatario. “Tuve una pelea muy grande con ella, quieren meter personas. Arroyo está muy mal aconsejado”, reprochó.

A su vez, aseguró que desconoce quién la proseguirá en el cargo: “Pobrecita si Sofía Badié me reemplaza, lo que le espera. Es incomparable el Consejo Escolar con la Secretaría”.