Desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, pertenecientes a la CTA Autónoma, rechazaron el acuerdo de incremento salarial para 2018, firmado en ayer por la Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza, FATLyF, que conduce Guillermo Moser.

“Nuestro Sindicato, con Personería Gremial Nº733, no está representado por la FATLyF desde hace muchos años al ser excluidos por ellos, cuando nos opusimos a las privatizaciones de los años 90 de las empresas de servicios públicos”, explicaron desde el gremio.

En ese sentido, remarcaron que la FATLyF no los representa en ninguna discusión paritaria y que el sindicato jamás avalaría un acuerdo de incremento salarial de sólo el 15 por ciento para este 2018, cuando la inflación pronosticada para este año no baja del 20 o 25 % según los analistas más benévolos.

“Además, el acuerdo establece pagar ese irrisorio aumento en dos cuotas, sin cláusula gatillo (ajustable automáticamente por inflación) sino que acordaron ‘cláusula de revisión en septiembre’. Por último, en la firma del acuerdo estuvieron representantes de la FATLyF y del Ministerio de Trabajo de la Nación, a cargo de Jorge Triaca, sin presencia de la patronal. A menos que el Ministro sea un representante de las empresas eléctricas, no entendemos qué legitimidad tiene ese acuerdo paritario.”, agregaron.

A su vez, remarcaron: “Pretender imponer, presionando a las Organizaciones Sindicales, que se firmen acuerdos paritarios por el 15 por ciento, como está ocurriendo en algunos sectores, es una burla que desde Luz y Fuerza Mar del Plata no convalidaremos. Este gobierno, con su política de ajuste a los trabajadores/as, busca quitarnos cada vez más derechos y pretende que la crisis la pague la clase obrera. Producto de las políticas neoliberales que impulsa, buscan bajar los ‘costos laborales’ para propiciar las inversiones, que no llegan. No permitiremos que esto ocurra, los trabajadores no somos un costo”.