Las protestas en la entidad siguen, porque también continúa la falta de pago. Se trata de una deuda que mantiene la obra social por prestaciones y servicios que ya no pueden ser sostenidos. Mientras tanto, los pacientes se quedan sin cobertura.

Este miércoles, un grupo de profesionales de la salud, acompañantes terapéuticos, directivos y profesores de instituciones, concejales, pacientes y afiliados a la obra social se manifestaron en las puertas de la sede local Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), en la avenida Independencia.

“La situación de los afiliados de IOMA es desesperante, hay muchas familias que vienen hasta acá porque la entidad tiene deudas con los prestadores de sus servicios o con los centros de día, y esto no se puede sostener”, enfatizó Guillermo Iguarza, representante del Colectivo Marplatense de Acompañantes Terapéuticos.

La salida de Agustín Neme como director generó más incertidumbre en el grupo que hoy se encuentra sin respuestas y sin interlocutores para establecer el diálogo. “En muchos casos, la deuda llega a los 10 meses y hay muchos tratamientos que no se pueden retrasar”, destacó Iguarza, que agregó que los trabajadores del lugar se suman en su reclamo.