Desde el jueves 15 de marzo y hasta el domingo 18 inclusive, la Juventud Peronista Evita (JP Evita) participó de las Misiones de Trabajo Voluntario “Che Guevara” en la Cooperativa Colonia Ferrari. 
Mili Ferreyra, contó sobre la experiencia: “Esta es la segunda misión Ernesto Che Guevara que realizamos, y nos fue muy bien. La primera fue en el conurbano, y está segunda en la quinta sección. Fuimos a trabajar, y a discutir sobre la soberanía alimentaria, sobre la reforma agraria, sobre la vuelta al campo. Hablamos sobre la lucha de los movimientos campesinos, y de los movimientos sociales, y charlamos sobre la realidad de los barrios que muchas veces es la realidad también del campo”.

La misión constó en compartir cuatro días de reflexiones, de trabajo colectivo, de canciones compartidas en un fogón, de hermanarse en el cotidiano acto de preparar una comida. “Nos sentimos muy a gusto en la colonia Ferrari donde hay compañeros que nos enseñaron cómo viven el día a día, y que luchan. La JP Evita lo que hace es levantar las banderas también de la Reforma Agraria como una lucha propia. Aprendimos de ellxs y ellxs aprendieron de nosotrxs. La idea es que esto siga. Nos sentimos muy cómodos porque trabajamos con las familias, desde lo comunitario. Llevan el nombre de “Ernesto Che Guevara” por las misiones bolivarianas que hacía el Che cuando sacaba a los ministros a trabajar” contó Mili.

Respecto al reclamo de una nueva Reforma Agraria, explicó: “Reforma agraria integral, porque no se pide nada más por un pedazo de tierra, machete en mano, para trabajar. Se pide una reforma agraria integral, para que cada compañerx pueda trabajar y vivir dignamente en el campo, teniendo acceso a la salud, a la educación, a los servicios básicos (agua, luz, gas)”.

Mili, al igual que sus compañeras y compañeros integra la organización desde la profunda convicción de que un mundo mejor es posible, con compromiso y amor. “Nuestra discusión de la vuelta al campo es que nosotrxs podamos volver dignamente al campo, donde ayer justamente  teníamos una charla donde los compañerxs preguntaban ‘Como hacen ustedes para vivir acá en el campo, cuando falta el agua?’ Y el.compañero le respondió: ‘Como hacen ustedes para vivir en la ciudad con los transas, con la droga, con el gatillo fácil, con la corrupción?’ Y la discusión de la vuelta al campo es la dignidad también en el campo”.

Además, desde el frente agrario y la juventud, confluyeron el el análisis de lo expulsivo del modelo neoliberal: “Tenemos un gobierno que tanto en la ciudad como en el campo nos encierra cada vez más. En el campo nos sacan nuestras tierras, y nos acorralan cada vez más, y no tenemos posibilidad de seguir trabajando, y nos corren hacia la ciudad, y cuando volvemos a la ciudad no volvemos al centro, volvemos a las villas”.