[#NuncaMás] La querella pidió el cambio de carátula en el Juicio a la banda neo nazi

280

Avanza el juicio por los ataques neonazis en la ciudad, que se desarrolla  en el Tribunal Oral Federal N°1. Hay 8 imputados,  acusados por amenazas, ataques contra inmuebles, lesiones y por conformar una organización para imponer ideas por la fuerza y propagar proclamas discriminatorias. La querella pide un cambio de carátula a tentativa de homicidio.

 

César Sivo, abogado querellante en el juicio, expresó: “Lo que fueron aportando los testigos fueron mayores precisiones sobre los ataques que sufrieron, y en función de eso, hay un mecanismo que prevee el código de procedimiento de la nación que es ampliar la acusación, lo cual significa presentarles una nueva imputación a cada uno de los acusados para que sean intimados en el debate y puedan defenderse de esta nueva acusación. Ellos venían intimados por lesiones y nosotros entendemos que los ataques estaban orientados a matar, y lo entendemos en función del medio que usaron que era idóneo”.

 

Sivo explica: “Estaban usando palos de pvc rellenos de cemento, y que además los golpes estaban dirigidos a partes vitales del cuerpo, como el abdomen, tórax y el rostro. Desde el momento en que están pegando en la cabeza, que es donde están acreditados la mayor parte de los golpes a las dos víctimas de ese ataque, nosotros podemos entender rápidamente que los autores se podían representar la situación de muerte y que de hecho cesaron el ataque en función de intervenciones de terceros. Al ser hechos más graves, la escala penal es mucho más alta. El mínimo penal arranca en 13 años y cuatro meses”.

 

Respecto a los tiempos para que se defina esta solicitud, el abogado querellante detalló: “La defensa tiene la posibilidad de intentar impedir esta ampliación de la imputación, y esto se va a dirimir el próximo martes, en la próxima audiencia las defensas van a responder a nuestro pedido de ampliación tratando de evitar que se amplíe; y luego el tribunal resuelve, si el tribunal amplía se intima a los imputados con la nueva imputación, y ahí los imputados y sus defensas pueden pedir nueva prueba, en función de la nueva calificación.

 

El pedido de modificación en la imputación alcanza a siete de los ocho imputados, a todos menos Franco Posas, que no aparece en las evidencias en este ataque. Además, cursa en paralelo otra investigación que está en instancia preliminar, donde se analizan a otros personajes que formaban parte de esta red de odio. “En el desarrollo de este debate se vio en redes sociales la participación de Carlos Pampillón donde él dice diferentes cosas en relación a la defensa de los delitos juzgados, al afirmar ‘Nos persiguen por nacionalistas’ y lo lleva a un plano ideológico e intenta legitimar esos actos. Que lo defienda no garantiza su participación en una instancia previa a los hechos, pero en otra investigación avanza el análisis de cómo se gestaron estos grupos, cómo fue su derrotero, y Pampillón siempre estuvo presente. Hay una instrucción en primera instancia en la que se está investigando a otros componentes del grupo y por supuesto Pampillón es otro de los sindicados” agregó Sivo.