Datos publicados por el Ministerio Público Fiscal permiten conocer las estadísticas en materia de juzgamiento a los crímenes de Lesa Humanidad cometidos en la dictadura eclesiástico-cívico militar. Son casi 600 causas en trámite y 15 juicios en curso. Hay 2985  imputados en juicios de lesa humanidad, de los cuales 867 ya fueron condenados. La causa más larga, la unificación de expedientes de la ESMA, que llevó diez años entre instrucción y veredicto. 

Las trayectorias temporales que brinda la Procuraduría de Crímenes Contra la Humanidad, expresan  que entre las causas que tuvieron sentencia en 2017, las que más demoraron entre el requerimiento de elevación y el veredicto fueron: la causa  ESMA (Unificada) que llevó  10 años, seguida por la  Megacausa San Rafael , cuyo proceso se extendió  8 años. En tercer término, el “Juicio a los Jueces de Mendoza y ABO III”, que llevó 6 años. Respecto a las instancias que más demoran son la Cámara de Casación Penal en confirmar las sentencias de TOF, y el TOF en iniciar los juicios orales.

El Informe estadístico de la Procuraduría de Crímenes Contra la Humanidad (PCCH) advierte que so 1293 los imputados que están en libertad, 1034 los detenidos. De ellos, 549 cumplen arresto domiciliario, y 435 se encuentran alojados en dependencias del servicio penitenciario (federal o provincial).

Del mismo informe, se desprende que son 2985 los imputados en juicios de lesa humanidad. Entre ellos, 867 fueron condenados, 110 absueltos y 694 están procesados aunque todavía no fueron juzgados.

A marzo 2018 se dictaron 203 sentencias en todo el país. 27 corresponden a 2017, año en el que más sentencias por crímenes de lesa humanidad hubo.

A marzo de 2018 son 599 las causas en trámite. Son 15 los juicios actualmente en curso y 103 las causas elevadas esperando fecha de inicio del debate.