El hecho fue dado a conocer este martes, luego de que Yésica Maldonado denunciara que fue brutalmente golpeada junto con su marido por policías que los demoraron injustamente. “Nos cagaron a palos pero ya les quedaron las causas abiertas”, aseguró la joven que convoca a marchar a Tribunales.

“El día 26 estábamos junto a mi marido hablando con unos vecinos amigos sobre una pelea que a nosotros no nos incumbía. A 50 metros de Strobel y Unamuno (donde está mi casa) aparecieron entre 8 y 10 patrulleros que nos rodearon y se bajaron policías que nos apuntaron y golpearon”, relató Yésica Maldonado.

Su nombre resuena en los medios desde hace mucho tiempo y no es por una linda causa, sino que viene denunciando casos de gatillo fácil desde la muerte de Thomás, su hermano, que fuera asesinado por la Policía Bonaerense en diciembre de 2014.

Esequiel Laz es el nombre del efectivo de seguridad denunciado por Yésica: “Me pegó a mi y cuando saltó mi marido, le dio en lugares donde no quedan marcas. Le dijo ‘corré, que te doy en la espalda’, y cuando le dije que lo iba a dar a conocer, me contestó: ’65 denuncias tengo por matar a giles como ustedes y pegarle a las mujeres. Una más no es nada'”.

La odisea terminó en la comisaría y en la revisión de cuerpo médico, donde no les hicieron los controles necesarios. “Nos vienen siguiendo desde que asesinaron a mi hermano, porque denunciamos los casos de gatillo fácil. Pero esto no es un caso aislado. Hoy marchamos y lo denunciamos abiertamente, porque esto no va a queda impune”, aseguró.