El dueño del prostíbulo era intensamente buscado desde que la Cámara Federal de Casación Penal revocara la exención de prisión. Este miércoles, se entregó a la justicia de Buenos Aires.

Mario Sasiain era el dueño del lugar que fue denunciado por abusos y trata de personas en más de una oportunidad. Por esa causa, está procesado como autor del “delito de trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por el abuso de situación de vulnerabilidad, por ser cometido contra más de tres víctimas, por la participación de tres o más personas y por haber logrado la explotación, en concurso aparente con la comisión del delito de explotación de la prostitución ajena agravado por el abuso de vulnerabilidad, reiterado en diecisiete casos”.

Esta semana, se entregó en Buenos Aires luego de que la Cámara Federal de Casación Penal, mediante los magistrados Gustavo Hornos, Mariano Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani, revocara la exención de prisión y pidiera su captura, situación que lo llevó a mantenerse prófugo.

César Sivo es el nuevo abogado defensor de Sasiain, quien lo acompañó a presentarse ante el Tribunal de Casación para ponerse a su disposición. Se le adjudican 17 casos de trata de personas desde el 2014.