Los esfuerzos no alcanzaron para que los especialistas y voluntarios salvaran al mamífero que había salido a la costa hace dos días. Habían detallado que el cetáceo tenía una infección.

Esta mañana, todo estaba listo. Luego de 48 horas de intentos por devolverla al mar, los especialistas habían acordado que lo mejor sería trasladarla a las profundidades mediante el uso de una grúa y posteriormente una embarcación que la llevarían a las aguas de donde provenía.

Si bien la mantenían constantemente hidratada, eso no fue suficiente y la ballena de ocho metros de largo y más de seis toneladas falleció este mediodía.

Los especialistas que estuvieron trabajando sobre el animal las últimas horas en el operativo rescate habían advertido que no se encontraba en el mejor estado de salud, ya que padecía una infección de considerable extensión.

A pesar de los intentos, no se pudieron bajar sus niveles de “estres” y se anunció su muerte luego de dos días encallada en el balneario 15 de Punta Mogotes.