Gabriel Sánchez Zinny, director general de Cultura y Educación de la bonaerense, participó de una reunión junto al intendente, el secretario de Educación, Luis Distéfano, y la presidente del Consejo Escolar, Sofía Badié, entre otros.

En el marco de la reunión se firmó una carta acuerdo con la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y el Consejo Escolar de General Pueyrredon, con el objeto de llevar adelante intervenciones de infraestructura en diferentes instituciones educativas, tanto provinciales como municipales. Según trascendió, se destinarán $10 millones para diferentes obras, entre ellas, la creación de dos Jardines de Infantes.

“En esta Carta Acuerdo, todas las partes nos comprometimos a realizar diferentes acciones. Por parte de la Provincia, hay una planificación de 30 obras y, por parte del Municipio, se trabajará con el aporte del Fondo de Financiamiento Educativo, en este caso, un destino de 10 millones de pesos distribuidos entre escuelas de índole Provincial y Municipal. Mientras que el Consejo Escolar tiene la responsabilidad del mantenimiento, supervisión y el control de que esto se realice”, precisó la presidente del Consejo Escolar, Sofía Badié.

Desde prensa del municipio y provincia citaron a la prensa con la promesa de poder entrevistar el ministro, con el siguiente texto: “ Hoy a las 11.15 en el despacho de la comuna el intendente Arroyo firma el acta acuerdo para el financiamiento educativo 2018 junto al ministro Sánchez Zinny, la titular del consejo escolar, Sofía Badie y el secretario de educación Luis Distefano”. Claramente el día no jugó a favor del ministro, quien se escapó por una puerta de servicio para no atender a las y los periodistas que estaban allí con preguntas de las escuelas que no pudieron dictar clases por las condiciones de infraestructura, las que sufrieron recortes del transporte y el cierre de los bachilleratos para adultos.

Distéfano se desentendió rápidamente de los temas controversiales y Sofía Badié se plantó a atajar los penales. La titular del consejo escolar consignó que a ese momento (cerca de las once y media de la mañana) había diez escuelas que debían suspender clases por problemas edilicios, y otras con problemas que no implicaban la suspensión de clases. Desde SUTEBA, estimaron que las escuelas con problemas eran alrededor de treinta. Badié intentó hablar de los beneficios del acuerdo firmado “donde la provincia se compromete a realizar obras para mejorar las escuelas”, lo que generó sorpresa, porque la obligación del estado para con el sostenimiento de las escuelas es la base de la educación pública, y no nace ni de este acuerdo, ni de este gobierno, aunque sí tenga una historia de incumplimientos. En la repregunta, su buscó esclarecer concretamente que aportaba esta firma, y Badié puntualizó en la asignación de 10 millones de pesos provenientes del Fondo de Financiamiento Educativo, que serán destinados a la reparación de escuelas provinciales y municipales, aunque no puso precisar plazos de obra.

El ministro, que no tuvo unos minutos para hablar con la prensa, ni visitar las escuelas que están más complicadas, se hizo tiempo en la agenda para participar de actividades de instituciones educativas privadas de la ciudad, como Juvenilia o Carlos Saavedra Lamas.

Desde Carlos Saavedra Lamas comunicaron: “El Director General de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny, visitó el Instituto Juvenilia para compartir los avances del proyecto de innovación pedagógica y rediseño de las prácticas de enseñanza que lleva adelante la institución. En su visita, recorrió las instalaciones de los tres Niveles, entró a las aulas, intercambió ideas con los directivos y alumnos y se le entregó una placa conmemorativa de su visita”.

Desde el otro instituto, publicaron: “Hoy visitó Juvenilia el Director General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, máxima autoridad educativa de la Provincia de Buenos Aires, para compartir los avances del proyecto de innovación pedagógica y rediseño de las prácticas de enseñanza que lleva adelante la institución. Recorrió las aulas, habló con alumnos y docentes y se interiorizó en los proyectos de fortalecimiento e académico que llevamos adelante, para renovar las prácticas de enseñanza con el lema: El poder de la imaginación”.

Esta recorrida comercial que dejó afuera a las escuelas que vienen reclamando atención desde hace años, porque el abandono del estado imposibilita la realización de sus funciones, indignó a trabajadores de la educación, que viralizaron las fotos del ministro en los colegios privados junto al reclamo de que se garanticen las condiciones mínimas para poder enseñar, tomando este gesto como una burla.