Desde la Asociación Trabajadores del Estado realizaron una medida de fuerza en consonancia con la que se dio en todo el país. El secretario a nivel local, Ezequiel Navarro, manifestó que no son “vagos”, sino que cada vez que hay paro es porque defienden “cada puesto laboral”.

El Congreso fue hoy escenario de muchas batallas, y una de ellas fue el símbolo más fuerte de la protesta: la carpa. Con un gran armado, los trabajadores/as de ATE realizaron un acampe con la consigna ‘Si al trabajo, no al ajuste’. “Lo hacemos en una época en la que el gobierno empieza a plantear el retiro de políticas públicas que implica el despido de trabajadores”, explicó Navarro en diálogo con La Posta.

“Venimos pidiendo la reincorporación del personal del Inti, del Posadas, de Fanazul pero las respuestas no aparecen en consonancia con las necesidades de los trabajadores”, agregó.

Lejos de llegar a un acuerdo, los estatales se vieron hoy ante la necesidad de ir al paro: “La paritaria a nivel nacional no se ha abierto, en provincia se ha cerrado a la baja con un 15% que está muy lejos de las necesidades reales de cada mes”.

En el marco de unidad que existe hoy entre los gremios estatales de la ciudad, realizaron una reunión en el Municipio como símbolo político de Mar del Plata. “Lo hicimos para denunciar las políticas de recorte; entendemos que hay una necesidad de juntarnos para dar la pelea todos unidos. Porque no sólo tenemos que resistir las políticas de este gobierno, sino que tenemos propuestas para defender a los trabajadores. Y la gente tiene que entender que no somos ‘vagos’, sino que estamos defendiendo los puestos y derechos de cada una de las personas”, enfatizó Navarro.