En la sesión del jueves, el HCD aprobó por unanimidad un proyecto de comunicación por medio del cual solicita al Ejecutivo, a la Legislatura Provincial y al Congreso Nacional, que se gestione ante los Gobiernos Nacional y Provincial la aplicación de políticas tendientes a rever los aumentos tarifarios por los servicios de luz y gas, proyectándolos con mayor gradualismo, y que se legisle en dicho sentido, de manera de atemperar el impacto en las clases medias y más bajas de la sociedad.

Dicha iniciativa legislativa, del Concejal Mario Rodriguez, se da frente a los desmesurados aumentos en las tarifas por los servicios de luz y gas, entre otros, de fuerte impacto en la clase media y más baja de la población, y los anuncios de inminentes nuevos aumentos, lo que ha llevado a que, desde diversos sectores de la oposición y el oficialismo se alcen voces solicitando frenar con los tarifazos.

Rodríguez, Presidente del Comité Distrital de la UCR, considera que la mayor parte del ahorro fiscal derivado del aumento de tarifas recae directamente en el sector de la clase media y con ingresos más bajos de la sociedad, sin margen para absorver semejantes porcentajes de aumentos tarifarios, sumados a los constantes incrementos de combustible, que impactan directamente en los bienes y servicios que consumen estos sectores, por lo que resulta imperioso rever estas decisiones.

Ya a mediados del año 2017 el edil radical había reclamado, ante la decisión de las autoridades de la Provincia de Buenos Aires de habilitar a las distribuidoras eléctricas a aplicar un aumento promedio del 58,1 % en las facturas de luz. Lo hizo por medio de un proyecto de comunicación, solicitando que el gobierno bonaerense revea “la reciente habilitación a las distribuidoras eléctricas a aplicar dicho aumento”.

En estos días, dado los aumentos de peajes, y ante el reclamo de los sectores de la producción de la zona, y teniendo en cuenta el reciente Pacto Fiscal al que adhirió el Municipio de General Pueyrredon, Rodríguez solicitó al Departamento Ejecutivo que gestione ante la Dirección Nacional de Vialidad a fin que se retrotraiga el valor de los peajes de la Ruta 226, para no afectar considerablemente a los sectores de la producción local.