La Lista Azul N°1 de Luz y Fuerza Mar del Plata realizó ayer por la tarde en la sede de Balcarce (Calle 30, Nro 681) su acto de lanzamiento de campaña. El renovado edificio estuvo colmado de afiliados y afiliadas en apoyo a la propuesta.

La representación federal, la incorporación de 20 jóvenes en la lista, la necesidad de profundizar los debates en las bases, la defensa de nuestros convenios y la construcción de unidad son algunos elementos que el espacio recalcó necesarios para luchar contra políticas que buscan atacar los logros obtenidos, con el objetivo de profundizar un modelo energético monopólico que explota a los trabajadores lucifuercistas y expulsa a millones de nuestro pueblo del derecho a acceder a la energía.

José Rigane, candidato a Secretario General de Luz y Fuerza Mar del Plata pidió el apoyo la militancia y convocó a seguir transitando por la senda de “las mujeres y los hombres que luchan, no de los que se entregan”.

“Luchar cada día mejor, más organizados, más unidos, con mejores argumentos, con mayores fundamentos contra un sistema que nos quiere quitar cosas todos los días. Que intenta lograr de nosotros mayor explotación”. De esta forma, el proceso electoral “es una posibilidad de abrir el intercambio de opiniones con todos y cada uno de los compañeros”.

Recordó que desde 1986, momento en el que el MUL asume la conducción sindical, se buscó que ésta esté integrada por las distintas delegaciones y que permanentemente se procuró cumplir ese objetivo. En este caso, sobre 38 miembros y revisores de cuenta, sólo 15 pertenecen a Mar del Plata.

Rigane expresó que la campaña “va a ser una batalla de ideas. En búsqueda todos y cada uno de los compañeros en función de generar las ideas que convocan a ser parte de esta iniciativa, el movimiento obrero organizado”.

Las políticas del actual gobierno declararon a los trabajadores y a las trabajadoras como “los enemigos públicos número uno. Quieren quitarnos los derechos. Sacarnos lo que se ha logrado a lo largo de tantos años de lucha”.

En este sentido, aclaró que “no puede haber dudas, desinteligencias ni sectarimos. No puede haber algo que nos impida unirnos con el compañero que está al lado mío, y al lado del otro y del otro. Nos necesitamos todos porque nuestro convenio es de todos y de cada uno. No es que nos lo van a sacar a los que pensamos de una manera y a los otro no. Sin unidad no tenemos destino”.