Se trata de los que toman el 501 para llegar a la EES N º 34 del barrio Antártida Argentina, la escuela primaria Nº 44, el jardín de Infantes Nº 930 y el Centro de Atención primaria de la Salud. Con las lluvias de la semana pasada, las calles quedaron intransitables y hubo dos días sin servicio. En 2017 estuvieron dos meses sin colectivo.

El defensor del Pueblo, Walter Rodríguez, mantuvo una reunión con la directora de la EES N º 34 del barrio Antártida Argentina, Lorena Mariel Airoldi, y un representante de la CTA. Por el estado de las calles, el colectivo deja de pasar y 400 chicos se quedan sin transporte.

La situación afecta también a la escuela primaria Nº 44, el jardín de Infantes Nº 930 y el Centro de Atención primaria de la Salud Antártida Argentina. Un polo educativo que cuenta con una matrícula de 400 alumnos entre los turnos mañana y tarde.

La línea 501 que utilizan vecinos de Antártida Argentina, San Patricio, Serena, Quebradas de Peralta Ramos, Parque Independencia, Santa Rosa del Mar, tiene frecuencias demasiado espaciadas y es el único medio en la zona sur. Sin embargo, cada vez que llueve los vecinos temen que se interrumpa el servicio como ocurrió entre miércoles y jueves de la semana pasada.

La Delegación Puerto no dio ninguna respuesta a este problema más allá del pedido que elevó la directora para que arreglen las calles. Entre el 13 de julio y el 27 de agosto pasados, el 501 también dejó de pasar y los chicos dejaron de ir a la escuela y al comedor.

Desde la secretaría de Transporte de la ciudad, la respuesta es siempre la misma: el colectivo no puede circular cuando las condiciones climáticas son adversas. “La situación es siempre límite y siempre golpea a los más necesitados”, escribió la directora en una nota enviada a la delegación Puerto. A su vez comentó que el año pasado tras más de dos meses sin servicio, las autoridades dieron una respuesta cuando el tema salió en los medios.

“En aquel momento recibí un llamado del intendente solo para ver si se había solucionado el problema. A lo que respondí que era una solución temporal y que lo sabían. Nunca más me respondió el teléfono”, contó.

Las calles más afectadas y que necesitan arreglo con las 431 y la 461. También hacen falta obras de recapado y asfaltado en la avenida 479 donde se ubican las tres escuelas y el centro de salud. Esta arteria se vio afectada, además, por el paso constante de cincuenta camiones con tierra para la obra del Haras.