La propuesta incluía un 10% para el primer semestre, más $3.000 por presentismo y reabrir la paritaria en julio. fu considerada ‘insuficiente’ de acuerdo a los índices inflacionarios vigentes.

La disputa por un acuerdo salarial entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes aún no fue destrabada y, lejos de ver la luz, empeora cada vez más.

Este mediodía, ambas partes se reunieron. La gobernadora Vidal ofreció un 10% de aumento para el primer semestre más un reconocimiento por presentismo para 2018 de hasta 3.000 pesos por maestro, y volver a discutir paritarias en el segundo semestre.

“No podemos permitir una pauta salarial a la baja con aumentos brutales de tarifas”, reflexionó Roberto Baradel al rechazar la propuesta con el conjunto de los gremios docentes. De esta manera, no aceptaron la oferta por considerarla insuficiente.