Personal estatal de la entidad realizó esta mañana una protesta junto a integrantes de ATE para manifestar su rechazo a los despidos en el sector y a la entrega a empresas privadas del control de calidad los productos. “Esto es innegociable”, plantearon.

La situación en diversos sectores estatales es cada vez más delicada y Agroindustria no se salva de ello. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) forma parte de este conjunto, donde en los últimos días hubo despidos a mansalva.

Este miércoles, los trabajadores/as acompañados por representantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), se manifestaron en contra de esta situación y alertaron sobre otras políticas aplicadas que ponen en peligro la salud de los argentinos/as.

“Acá hay una clara entrega de funciones de este organismo hacia sectores privados; ya lo venimos denunciando desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri y hoy se ha profundizado”, remarcó Hernán Molina, integrante de ATE.

“Se intenta que algunos procesos de calidad que debe controlar Senasa como Estado (producción agropecuaria, alimentación, importaciones), sean entregados a las empresas privadas. Esto es innegociable”, afirmó.

A su vez, destacó que con esta medida “puede haber epidemias y brotes infecciosos, porque ya no se garantizaría la calidad del control adecuada”. “Transferir funciones hacia los privados nos da cuenta de qué políticas pretenden aplicar, acá es claro que lo que faltan son políticas públicas”, remató Molina.