En la misma sesión, la Cámara aprobó el nuevo régimen de subrogancia y discute la penalización a la difusión de escuchas judiciales.

El Senado debate esta tarde una actualización del Código Procesal Penal para incorporar figuras penales como el arrepentido, y los delitos de flagrancia y responsabilidad penal empresaria, en una sesión especial en la también participaron ONGs.

Además, la Cámara alta aprobó por unanimidad y convirtió en ley un proyecto que establece un nuevo régimen de subrogancias para jueces y la designación de conjueces, una propuesta que modifica la modalidad que había sido declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.

El proyecto -que cosechó 61 votos a favor- y que recibió media sanción de Diputados en noviembre pasado, fija el modo de cubrir las vacantes transitorias en los tribunales inferiores que integran el Poder Judicial y determina en ese sentido que los magistrados subrogantes y los conjueces deberán ser siempre elegidos por sorteo.