El mes de marzo la Cooperativa Nuevo Amanecer recibió una factura de energía eléctrica de 262 mil pesos, sufriendo un aumento de más del 100% respecto al mismo mes del año anterior y, un 40% más respecto a la factura de enero de este año. Con una caída en las ventas del orden del 20%, la falta de medidas que protejan la producción preocupa al sector.

Fabio Pandiani, presidente de la cooperativa, expresó: “Hoy en día el tema de las tarifas influye en aumentar los productos terminados. El año pasado teníamos 400 000 pesos para pagar las tarifas y hoy son 800 000” este aumento refiere sólo a uno de los costos que la cooperativa, al igual que cualquier otro emprendimiento productivo, tiene que afrontar.

Pandiani explica cómo se arma un efecto de bola de nieve: con el aumento de costos, se ven obligados a aumentar el precio de los productos, que a su vez se venden menos, por la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, y porque el propio vecino que es el que consume el litro de leche, está ahogado por el tarifazo: “Ese aumento de luz y gas repercute en el producto final, elevando el precio en góndola y hoy la gente no tiene para pagar un litro de leche, un kilo de queso”.

“Nos ha bajado un 20 % de la producción y nos cuesta cumplir con la obligaciones pactadas. Las cuentas te empiezan a caer y vos tenes que cumplir. Si no tenés una comercialización barata te perjudica la economía” señala Pandiani, y apunta que siguen esperando que se concrete la expropiación definitiva, y sostienen la política de precio justo, como pacto de fidelidad con sus clientes.