Integrantes de la Asamblea Salvemos Paradise y de diversas ongs se presentaron en el Concejo Deliberante para cuestionar el proyecto de construcción del Centro de Investigación de Maricultura en el predio fiscal conocido como Playa Dorada, por parte de Inidep. En diálogo con La Posta, explicaron sus motivos.

La iniciativa del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero fue presentada hace casi dos años pero no ha avanzado y los vecinos/as de la zona sur siguen en alerta por los cambios que desarrollaría en dichos barrios una estructura semejante.

“Nuestros argumentos para oponernos al proyecto de CENIDMAR tienen que ver con lo social, lo paleontológico, lo sanitario y lo turístico-económico. Es un emprendimiento productivo de peces que viene a contradecir de varias maneras la buena vida de la comunidad de Chapadmalal”, manifestó Charlie de la Asamblea Salvemos Paradise.

Luego de exponer sus razones en la comisión de Legislación del Concejo Deliberante, expresaron que no están en contra “porque sí”, sino que sobran los motivos para hacerlo: “Acá hablamos de dos términos que son importantes: uno es el de reencuadrar a una zona que viene con un desarrollo deportivo, social y hasta ecoturístico, lo que interrumpiría el rumbo que hace décadas y con esfuerzo están llevando los vecinos/as. Por otro lado, hay que evaluar (una vez tomada esa decisión de cambiar el encuadre del rumbo de un pueblo), las consecuencias de ese emprendimiento llamado ‘proyecto científico'”, detalló Matías González Iwanow de la ong Lapai.

“Estamos hablando de la utilización de la ciencia para un proyecto productivo; no tienen ningún antecedente previo, es un experimento en una zona no conveniente. Y además, todavía no tiene un análisis de impacto ambiental, ni una forma de administración, aún no se habló de cómo será la logística de producción. Es decir, esto es un obstáculo, no tiene nada que ver con lo que Mar del Plata viene desarrollando desde hace décadas”, agregó.

Por su parte, Gustavo Huici, Director Ejecutivo de Surfrider Foundation Argentina leyó una emotiva carta en la comisión y defendió la naturaleza de la costa marplatense: “Tenemos que ver cuál es la ciudad que queremos. Si pretendemos resultados distintos, tenemos que hacer cosas distintas. Mar del Plata se degradó por causa de las famosas excepciones y no hay políticas de Estado, así vamos a estar siempre en un camino de degradación”.