“Nos veremos seriamente perjudicados, si avanza el plan de manejo para el langostino en los términos que las propias autoridades nacionales han dejado trascender”, explicaron desde las entidades.

Se trata de un pedido de las cámaras empresarias y gremios del puerto, realizado a través de un comunicado oficial: “Pedimos la urgente intervención de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para que defienda a la industria pesquera de Mar del Plata y, en particular, a sus barcos fresqueros de altura y costeros”.

“Las embarcaciones que pertenecen a los mencionados estratos de flota se verán seriamente perjudicados, si avanza el plan de manejo para el langostino en los términos que las propias autoridades nacionales han dejado trascender”, manifestaron.

Además, consideraron que “el proyecto tendiente a reconfigurar la administración de la pesquería -la más importante que hoy tiene el país- no sólo se realizó de manera inconsulta, sino que fundamentalmente dejará sin posibilidades de trabajar a muchos buques de la ciudad”.

A su vez, visualizaron: “Esto será un golpe a la economía de las empresas, las cuales se han venido preparando e invirtiendo para participar de la temporada de pesca en aguas nacionales y, como consecuencia, afectará a cientos de trabajadores”.

La Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura (CAABPA), la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera (AEPC), la Unión de Intereses Pesqueros Argentinos (UDIPA), el Sindicato Marítimo de Pescadores (SIMAPE), el Centro de Patrones y Capitanes de Pesca, el Sindicato de Conductores Navales (SICONARA) y la Confederación General del Trabajo (CGT) Mar del Plata fueron los firmantes.